Hazard volvió a marcar… 392 días después

El partido frente al Huesca se antojaba crucial antes de recibir al Inter. Hacía bastante tiempo que el Real Madrid no ganaba un partido de manera cómoda, y éste, sí lo fue. Esto aconteció justo en el regreso a la titularidad de Hazard desde el comienzo de temporada, ¿casualidad?

Zinedine salió con todo su arsenal en la primera mitad, la HBA volvía a la acción y Vinicius era el perjudicado. Sin hacer grandes cosas, el Madrid se marchaba al descanso con una ventaja de 2-0. El peso del escudo llevaría a los blancos a imponerse sobre su rival cuando el encuentro se estaba llevando al terreno de la tibieza. ¿Y quién mejor para desatascar el partido que Hazard? El belga que volvía a la titularidad tras meses de lesión cambió el guion del partido con un golazo.

La diana fue una auténtica obra de arte desde cualquier punto de vista. Un zurdazo imparable para Andrés Fernández. Tan sobresaliente fue el remate como la recepción tras pase que permitió al belga alejarse del marcador y someter al conjunto liderado por Míchel.

Tres fueron las noticias positivas que nos dejó Hazard en el encuentro. La primera que se alineaba por primera vez entre los titulares. La segunda, en referencia, a su latigazo que culminaba una pesadilla de 392 días sin marcar gol con la elástica blanca. Sin embargo, lo más alentador fueron las buenas sensaciones de su tobillo. Jugó una hora y no se renqueó. Tras finalizar el encuentro, el belga publicó en redes sociales un video que se grabó él mismo sobre el césped del Alfredo di Stéfano donde decía: “Hola chicos. Contento de estar de vuelta y de marcar un bonito gol. Esto es para vosotros. Espero veros pronto. ¡Hasta luego!”

El Huesca acusó el 1-0 y el Madrid se hacía el dueño completo del partido. Marcelo y Lucas se asentaban en los laterales, quienes lograban profundizar en sus respectivos carriles. De esta manera llegaría el 2-0 para los blancos al borde del descanso. Lucas pondría un centro a Benzema en el segundo palo, quien controlaría con el pecho y finalizaría con la pierna izquierda. Esto supuso la certificación del partido a falta de 45 minutos.

En la segunda mitad, Zidane movió el banquillo pensando ya en el crucial choque de Champions frente al Inter de Milán. El técnico francés dio minutos a Rodrygo, Isco y Vinicius. El brasileño buscó a Benzema para zanjar la polémica de la última semana. Antes de producirse el triple cambio madridista el marcador volvía a aumentarse gracias a un gol de Valverde.

Indispensable Fede Valverde

 El ‘pajarito’ se ha convertido en una pieza fundamental en el esquema de Zidane. Valverde se lo está ganando a pulso, tras recibir  un pase picado de Benzema fusiló la portería de Andrés Fernández y consumó otro gol más al casillero,  ya suma tres tantos esta temporada. El uruguayo es un ‘pulmón’ en la medular blanca, no escatima en esfuerzos en ninguna de las dos áreas y, además, tiene gol.

El partido estaba visto para sentencia. Esto permitió que Zidane siguiera moviendo el banquillo dando descanso a Lucas Vázquez, único recurso de garantías para el próximo choque de Champions, y a Casemiro, sustituido por Toni Kroos.

La relajación del conjunto blanco permitió a los de Míchel recortar distancias tras una buena juega individual de Rafa Mir que finalizó Ferreiro. El gol no cambió el rumbo del encuentro, al contrario, el Real Madrid certificó la goleada con un buen centro de Marcelo que encontraba a Rodrygo y, éste, dejaba a placer para un Benzema que definía a placer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *