Operación Mbappé

El Madrid ya tiene los mecanismos preparados para la Operación Mbappé. Se acerca el momento de la verdad. La estrategia trazada ha funcionado. La estrella (22 años) termina contrato con el PSG en 2022 y aún no ha renovado. Que siga siendo así hasta junio es fundamental, aunque la llegada de Pochettino añada suspense a la situación; su fichaje está revitalizando el proyecto parisino. Pero el Madrid confía en que Mbappé cumpla con su palabra y espere… Ya en junio, todo dependerá de la negociación con el PSG.

Al Madrid le cuadran todas las variables económicas. Lo hacen, incluso, con los números actuales de crisis, en los que los ingresos han caído un 25%, en dos años hasta los 617 millones actuales. Cuenta el club con hacer caja con varios jugadores en el próximo verano y obtener entre 100 y 150 millones. Son los Isco, Ceballos, Bale, Jovic, Marcelo o Brahim. El resto de la operación se financiará con un crédito. Las cuentas del club siguen pareciendo lo suficientemente solventes a ojos de los bancos como para que sigan fiando dinero. Prueba de ello es la póliza actual de 328 millones de euros que está concedida para esta campaña y que permitiría al Madrid, en último caso, hacer frente a pagos imprevistos.

Además, cuenta el club con que, en la próxima temporada, ya con público en los estadios, los ingresos vuelvan a su nivel normal y que suban hasta los 800 millones.

Todavía es una incógnita el precio de Mbappé. Todo queda a expensas de la negociación con el PSG que siempre será de cara con el club parisino. Florentino Pérez ha cuidado mucho las formas con los propietarios cataríes, no dudando para sacar algún comunicado negando supuestas negociaciones con Neymar o el propio Mbappé en el pasado, precisamente para encontrar su mejor disposición llegado el momento justo. Y éste ha llegado.

En el peor de los escenarios se calcula que el PSG podría buscar un precio simbólico por Mbappé que igualase, al menos, la cifra récord de 222 millones que se pagó por Neymar. En el mejor de los casos, quedando Mbappé libre un año después, el Madrid aspira a fijar un precio que se ajuste al mercado y que este ronde los 150 millones. De cualquier manera, hay que recordar que, si se pagaran 200 millones por Mbappé y este firmara por cinco años, esa operación se amortizaría en cada uno de los años de su contrato y la entidad blanca (en este supuesto de los 200 millones y los cinco años) sólo computaría en sus cuentas 40 millones de gasto en cada ejercicio… Una cantidad asumible para el club.

El sueldo no es un obstáculo

Otra cuestión es cómo encajar el sueldo de Mbappé en la masa salarial de la entidad. En este sentido, el club ha sido meticuloso en los últimos años para no acercarse al coeficiente límite que recomienda la ECA, según el cual los gastos totales de personal no deben superar el 70% de los ingresos ordinarios. En el Madrid, este rango se ha venido manteniendo en torno al 50% en la última década. Pero la crisis ha hecho que se dispare hasta el 72% (eso reduce mucho el margen) esta temporada: en la 2020-21 (la actual) los sueldos totales que paga el Madrid son de 448 millones (a los más de 770 empleados que tiene) y los ingresos de 617.

Con respeto al encaje de Mbappé (que cobrará 21 millones netos, lo mismo que cobra en el PSG) se barajan varios escenarios. Por un lado, simplemente, que las salidas de jugadores como Bale o Isco crearán ese hueco para el salario de la estrella. El galés cobra 15 millones netos e Isco, siete. Incluso se tiene en perspectiva que a hombres como Modric (nueve netos) o Ramos (12) no les queda mucho en la entidad… Pero más allá de cualquier circunstancia individual, se cuenta con la vuelta a los ingresos prepandemia (que volverán a acercarse a los 800 millones) a partir de la próxima temporada, y con que, por lo tanto, el margen del coeficiente ECA se ampliará. Pagar a Mbappé tampoco es un problema.

A vueltas con la rebaja salarial

Por último, se entiende en el seno del Madrid que la operación del fichaje del francés debe quedar apartada de cualquier futura negociación de una rebaja salarial de la plantilla por los efetos económicos derivados de la pandemia. No en vano, razonan, esa operación por el fichaje de Mbappé se desencadenará ya la próxima temporada, en la que se espera que el público por fin pueda volver a los estadios y los ingresos se estabilicen. Más aún, la estrategia del Madrid para poder competir con los clubes-estado y las entidades en manos de capital americano o chino es precisamente la contratación de ese jugador franquicia. Mbappé, con el que el Madrid volverá a dar un salto cualitativo en la escena internacional como sucedió con el Madrid Galáctico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *