Un paso atrás en LaLiga

Un Real Madrid diezmado por las bajas fue incapaz de hacer un gol al Getafe. Sólo la excelente actuación de Courtois permitió a los de Zidane salvar un punto que les aleja de la pelea por la Liga, aunque todavía quedan muchos capítulos para que sepamos cómo acaba esta serie. Y para que empiece la Superliga.

El Real Madrid se presentó en Getafe exhausto tras la épica batalla de Liverpool, con nueve bajas, más fundido que el queso de un san jacobo pero con ese espíritu indomable que ayuda al equipo blanco a sobreponerse a las adversidades. Habría que ver si ese ímpetu le serviría para un partido tan prosaico y en un estadio que de glamuroso sólo tiene el nombre: Coliseum.

Zidane, que había tenido que hacer funambulismo para rellenar la convocatoria, dejó en el banquillo a Kroos y Benzema, más por precaución médica que por rotación. Ambos tienen el depósito seco y al Real Madrid aún le quedan kilómetros por recorrer en la Liga y al menos un par de apretones contra el Chelsea en la Champions.

Así que el once que presentaba el Real Madrid ante el Getafe sonaba más a primera ronda de Copa que a duelo decisivo por la Liga. El gran Courtois defendía la meta, con la zaga del alcoyanazo por delante: Odriozola, Militao, Chust y Marcelo. El mediocampo era Modric. Bueno, a su lado formaban Isco y AsensioEl Pisha y El Bro, dos jugones con alma de delantero que han vivido días mejores. Arriba, Vinicius, Rodrygo y Mariano. No había para más.

Y así empezó el partido en el Coliseum, con un Real Madrid en cuadro decidido a subirse al tren de la Liga y con un Getafe irreconocible y con sus propias urgencias clasificatorias. Apretaron los locales de salida con una presión alta que impedía al Madrid sacar la pelota. Las dificultades de los centrales blancos para sacar la pelota eran aterradoras. Modric tenía que retrasar su sitio para aportar algo de lucidez en la gestación de las jugadas.

Vértigo en Getafe

Courtois tuvo que sacar una mano salvadora en el minuto seis a un remate a bocajarro. Fue el primer susto para el Real Madrid. Los blancos respondieron con una jugada insospechada. Militao condujo la pelota y se sacó un pase preciso e imposible con el exterior al desmarque de Mariano, que se deshizo de su par y marcó de tiro cruzado. El colegiado lo anuló y el VAR lo ratificó. Fuera de juego por medio hombro.

El gol anulado sembró dudas en el Getafe, que dio dos pasitos hacia atrás y espoleó a un Real Madrid que empezó a creer en sus (mermadas) posibilidades. Vinicius emergió en el partido pero le costaba encontrar espacios entre la defensa de ayudas dispuestas por Bordalás.

Repuesto del arreón del Real Madrid el Getafe volvió a asomarse al área de Courtois. Rozó el gol Jaime Mata con una peinadita en el 24 que desvió tan levemente el meta belga con la puntita de su guante que se acabó estrellando contra el poste derecho. Respondió el Madrid con un cabezazo de Mariano en el que se jugó la testa y que sacó un central del Getafe bajo los palos.

El partido, áspero, feo y sin gobierno, viró hacia el área de David Soria, que atajó sin apuros un cabezazo blandito de Vinicius en el 39. La pelota la manejaba, lenta y malamente, el Real Madrid y ahora se replegaba el Getafe. El descanso llegó como un maná para el equipo de Bordalás que se pegó los últimos minutos pidiendo la hora.

Dos equipos sin gol

Reanudóse el duelo en el Coliseum sin cambios. Mariano se pegó una costalada en el 49 que hizo entrar a las asistencias y temblar a Zidane. ¿Otro caído más? Se recuperó pero, por si acaso, Benzema salía a calentar sin mucha prisa, dicho sea de paso. Junto a él Antonio Blanco, mediocentro del Castilla con nombre de torero.

El Madrid, con Modric ya entrando en reserva, perdió el mediocampo. Zidane se dio cuenta y puso a calentar a su banquillo. No habíamos llegado a la hora de juego y su equipo daba síntomas de agotamiento. De nuevo emergió la enorme figura de Courtois para sacar a mano cambiada un disparo envenenadísimo de Enes Unal.

Zidane no se daba cuenta de que a su equipo le sobraban conductores y le faltaba gente que tocara la pelota. Modric, Isco, Asensio, Vinicius, Rodrygo… todos querían trasladar la pelota y sólo ayudaban a facilitar la presión del Getafe. En el 62 Zizou metió de golpe a Benzema y Blanco por Mariano y Rodrygo. El Madrid pasaba a tener al menos dos jugadores en el medio.

Isco pudo adelantar su posición y empezó a buscar asociarse con Benzema. Pero le faltaba fuelle. Al Madrid se le empezaba a agotar el tiempo. En el 77 metió Zidane a Arribas por Asensio, otra vez desdibujado. Y un minuto después de nuevo Courtois metió una mano salvadora para su equipo. La jugada espoleó al Getafe, que pidió un penalti de Militao que no fue tal.

Al final, los blancos no tuvieron ni fuelle ni ocasiones para mover el cero de su marcador, con lo que se marcharon de Getafe con un punto que les aleja de la pelea por la Liga, aunque todavía quedan muchos capítulos para que acabe esta serie nacional… y empiece la Superliga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *